TALLER

Patinando sobre el agua

Adry se encontraba con sus amiguitos a la orilla de un lago observando a un insecto que se posaba sobre el agua y caminaba sobre ella pero no se hundía. ¿Por qué no se hunde? ¡es más pesado que el agua! ¿Habrá alguna manera de que se pueda hundir? Los líquidos presentan una fuerza que mantiene unidas a sus moléculas, se llama tensión superficial y eso hace que muchos insectos puedan caminar sobre ella, como el insecto patinador. Pero si esta fuerza se rompe, los insectos se hundirán.

¡Hagamos un experimento para demostrarlo!

  • 1 recipiente con agua (15 x 15 cm)
  • 1 pañuelo desechable
  • Aguja fina de coser
  • Talco desodorante (polvo)
  • Un poco de jabón lavatrastes líquido
  • Tijeras
  • Un palillo

Paso 1: Toma el pañuelo desechable y corta con las tijeras un pequeño trozo más grande que el tamaño de la aguja.

Paso 2: En un extremo del recipiente con agua coloca suavemente sobre el trozo de papel y sobre él la aguja.

Paso 3: Con la punta del palillo comienza a hundir lentamente el papel empujándolo hacia abajo hasta que se hunda totalmente y la aguja quede flotando.

Paso 4: Coloca un poco de talco sobre el agua del recipiente pero que no caiga encima de la aguja.

Paso 5: Con el palillo toma un poco de jabón y sumérgelo en el extremo opuesto a donde se encuentra la aguja.

Paso 6: Trata de colocar nuevamente el papel y la aguja sobre el agua del recipiente.

  • Al principio, ¿la aguja flota o se hunde?
  • ¿Qué sucede cuando agregas jabón?
  • ¿Qué sucederá con los insectos patinadores en los ríos contaminados con jabón?

Antes de colocar el jabón, la aguja flotaba debido a la tensión superficial; con el talco observamos que esa “fina piel” se encuentra sobre toda la superficie del agua, pero cuando colocamos el jabón se rompió dicha fuerza ocasionando que la aguja se hundiera y ya no pudiera volverse a poner a flotar.

¡MIRA EL TUTORIAL!